No dude en elegir una plancha de alisado con temperatura variable para ajustarla a sus necesidades. En general, la temperatura de un hierro de enderezar oscila entre 65° y 235°. Empieza a suavizarte También es importante adaptar la temperatura según el tipo de cabello: – cabello fino y/o frágil: entre 80° y 150°- cabello normal: entre 150° y 180°- cabello rizado, crespo u ondulado: entre 170° y 190°- cabello crespo: entre 190° y 230°- cabello que ha quedado crespo: entre 190° y 230°.