Dos elementos integrales entre sí. La cámara, hecha de materiales livianos, juega un doble papel: aísla mientras permite buena respirabilidad. La lámina del suelo, hecha de un material mucho más resistente, aislará la tienda del suelo pero no del frío: por lo tanto, es esencial un colchón (inflable, autoinflable, blando… tienes una amplia elección).