Para que la imagen de su televisor HDTV 1080p o 4K UHD cubra un ángulo de unos 30° en su campo de visión, debe situarse entre 1,6x y 1,7x su diagonal (HDTV 1080p). Para una pantalla de televisión con una diagonal de 139 cm (55″), esto le da una distancia ideal de entre 2,22 y 2,36 m. Para ampliar el ángulo a aprox. 40° como en un cine THX, Basta con acercar el sofá a la pantalla del televisor para colocarlo a una distancia que corresponde aproximadamente a 1,2x a 1,4x su diagonal, es decir, entre 1,70 y 1,95 metros. Por ejemplo, para un sofá situado a 3 metros de la pantalla del televisor, se elegirá un modelo con una diagonal de entre 176 cm y 187 cm (TV de 70″ a 75″) para obtener una imagen que cubra un ángulo de unos 30°, de modo que se comprenda que el límite a la hora de elegir el televisor ideal no es tanto el tamaño o la distancia, sino el presupuesto necesario para invertir en una pantalla de TV con un tamaño de imagen que corresponda a las condiciones óptimas de visualización. Lo mejor es entonces elegir el mayor tamaño posible de TV según su presupuesto, o puede elegir un proyector de vídeo, y más particularmente un proyector ultracorto, ya que esta regla de cálculo es obviamente aplicable a las pantallas de proyección. Combinado con una caja de televisión por Internet, un reproductor de red AV o un decodificador TNT/Sat, un videoproyector de distancia focal ultracorta puede sustituir perfectamente a un televisor de alta definición de 1080p (o incluso a un UHD 4K) y proyectar una imagen de gran tamaño apta para ser vista a una distancia de más de 3 metros.